Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.

En el acto que organizó la AMPA, viernes por la tarde, una madre de un alumno de sexto leyó un escrito de despedida y agradecimiento a los profesores:

 

Sra. Directora del colegio Ntra. Sra. de la Luz, profesores, padres y familiares, niños y niñas de 6º de educación primaria, buenas tardes a todos.
Es para mí un honor poder dirigiros estas palabras en nombre de todos los padres de los alumnos de 6º de educación primaria.
Hoy celebramos el fin de una etapa muy especial en la vida de nuestros hijos, atesorando muchas vivencias que recordarán siempre y les acompañarán en la nueva etapa que empieza ya.
En nuestra memoria tenemos el día que les dejamos a la puerta el colegio por primera vez, llenos de emociones, curiosidades, nerviosismo, alegría (bueno, y alguna lágrima también)…; el tiempo ha pasado y nuestros hijos ya no son aquellos chiquillos que comenzaron: han madurado aprendiendo cosas extraordinarias y han crecido juntos emocional, física, espiritual y personalmente. Cada uno ha cumplido su objetivo al estar hoy aquí y por eso es un buen momento para mostrar nuestro agradecimiento a los que les han acompañado, guiado y dirigido en ese camino.
La gratitud es la memoria del corazón y desde el corazón les doy las gracias, en nombre de los padres de todos estos niños, a todos los profesores, por haberse ocupado de nuestros hijos más allá de instruirles, por regañarles y ser duros cuando no hicieron las cosas bien, por limpiar sus lágrimas, cuidarles y aconsejarles, por motivarles a salir adelante, por inculcarles el hábito del estudio y por enseñarles no solo a pensar en grande, sino ¡ a ser grandes!
Gracias por transmitirles con firmeza y con cariño tantos buenos conocimientos y decirles que valoramos el esfuerzo que han hecho para formales de la mejor manera.
Cada uno habéis sembrado en nuestros hijos conocimientos y valores que permanecerán para siempre. A todos gracias por sus enseñanzas, su dedicación, su tiempo, su paciencia, su comprensión y esmero en el aprendizaje de nuestros hijos. Tengan la certeza, que lo que ustedes han sembrado no será en vano y que en el futuro se verán los frutos de esta noble labor que realizan.
Gracias por educar a nuestros hijos.
Y a vosotros, hijos, gracias por vuestro ejemplo de esfuerzo y perseverancia, de inocencia, alegría y amistad, valores que ojalá conservéis siempre. Disfrutad este momento y demostrad que lo sembrado hasta ahora, ha caído en tierra fértil, hacer que nosotros como padres y esta institución educativa que os ha acogido, nos sintamos orgullosos de vosotros.
Profesores, alumnos, padres…. FELICIDADES A TODOS

Consejería de Educación - JUNTA DE EXTREMADURA
Soporte Centros